Cómo quitar una maldición de un objeto

Hay varias formas de anular un objeto al que se le ha colocado una maldición. Si la maldición es débil, una simple purificación puede ser suficiente. Si te estás preguntando cómo quitar una maldición de un objeto, estás en el lugar adecuado. Además, es más sencillo de lo que parece. Esta guía será sencilla y rápida.

Cómo quitar una maldición de un objeto

En primer lugar, el objeto en cuestión lo pondrás en una pila de sal o agua salada, expóngalo al humo del incienso o rocíelo con agua de luna, la maldición va a desaparecer y el objeto desaparecerá para poder ser purificado de nuevo.

¿Y si la maldición es muy fuerte?

Si el hechizo en cuestión es más fuerte, posiblemente debas averiguar de qué manera está hecha esta maldición y preparar un contrahechizo si es preciso, con rituales y encantamientos diseñados específicamente para quitar los efectos de la maldición.

En ese caso es importante que tengas unos conocimientos avanzados en Wicca. ¿Has estudiado los suficientes libros de Wicca?

Cómo quitar una maldición de un objeto de una forma temporal

Si estás buscando una solución temporal para eliminar una maldición, puedes colocar cualquier objeto de cobre sobre el objeto (por poner un ejemplo, una moneda normal servirá).

Puesto que el cobre tiene la capacidad de alejar las fuerzas negativas al desviarlas y devolverlas a un estado de equilibrio, absorberá y disipará la energía liberada por la maldición, previniendo sus efectos (aunque quizá no siempre y en todo momento por completo).

Sin embargo, debido a la saturación de energía a lo largo del tiempo, esta forma es temporal. Aunque para que la eliminación de maldiciones sea más efectiva, asimismo puedes salpicar sal tanto en la moneda como en el objeto maldito.

También debo apuntar que, a veces, lo que puede parecer maldito está realmente embrujado. Si hay un espíritu maligno aferrado al objeto, puede quitar la maldición de múltiples formas: ya sea mediante un exorcismo , desterrando el espíritu maligno o bien destrozando el objeto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *