Botella protectora de brujas

Cualquier padre sabe que la escuela es un desafío para un pequeño. Muchas ofensas, una compañera enojada decide salir en el recreo y estirar los puños, y una chavala decide que hurtar es una forma absolutamente normal de lograr cosas que le gustan. ¿Y si te digo que una botella protectora de brujas puede ayudar?

En general, como a todas las personas, también les pasan muchas cosas a los niños. Pero tu eres diferente, te interesa la religión Wicca y por ello hoy aprenderás que tu y su hijo o hija hagan una pequeña botella protectora de brujas la cual resguardará al pequeño de la negatividad.

La creación de una botella de bruja prosigue todas y cada una de las reglas normales dentro de la religión wiccana. Necesitarás hierbas protectoras, objetos afilados, ponerlo todo en una botella y listo.

¿Qué necesitas para tu botella protectora de brujas?

botella protectora de brujas
  • Botella de penicilina 10ml con tapa
  • Contorno acrílico dorado
  • salvia picada
  • granos de pimienta negra
  • sal marina
  • ajo seco
  • alfileres de sastre
  • uñas
  • pelo de bebe
  • aceite de oliva

Paso a paso

Tomarás la botella pequeña a fin de que quepa sencillamente en una mochila y, lo más esencial, que no estorbe.

En la botella con un contorno acrílico, harás un pentagrama (puedes dibujar runas protectoras y otros símbolos protectores; es así como se aclarará la imaginación), dentro pondrás el cabello de tu hijo o hija (obviamente no hay que arrancárselo, cualquier cabello de la almohada sirve) esto se hará para atar la fuerza protectora de la botella sobre ella.

Luego echarás de forma alternativa una mezcla de hierbas y sal y clavos con alfileres. Para anudar todos y cada uno de los ingredientes, echamos tres cucharaditas de aceite de oliva en la botella. Poquito a poco, el aceite empapará todos los ingredientes, combinándolos en un hechizo.

Cerrarás la botella con un corcho y la sellarás con parafina (eminentemente a fin de que no se abriese en un momento inopinado y todo el contenido no cayese en el maletín).

Una vez que todo esté seco, puedes consagrar la botella y charlar con ella para que la proteja de la forma que más le convenga. Te recomiendo las siguientes palabras:

¡Por el poder de la Madre Tierra, de 
ahí es de donde venimos todos!
¡Por el poder del Dios del Cielo,
Aquel que es el Padre de toda la creación!
Deletreo este objeto
Para proteger de cualquier desgracia: ¡De los ojos del mal, de las malas lenguas, de los
malvados y de los malvados puños!
Grandes Dioses, me prestarán atención con su
Poder, ¡Protejan este objeto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *